Saltar al contenido principal

En la Policía Nacional no se permitirán actos de corrupción

En la Policía Nacional no se permitirán actos de corrupción

Quito.- Denuncias presentadas ante la Fiscalía por parte de las autoridades del Ministerio del Interior y el Alto Mando, pusieron al descubierto una red de corrupción dedicada a la emisión de entre tres mil y 5 mil actos administrativos de movimientos de personal policial a escala nacional. Desde el 2013, mil policías han sido desvinculados de la Institución de manera transparente, por el cometimiento de diversos delitos.

Al respecto, el viceministro de Seguridad Interna, Diego Fuentes, en declaraciones a Diario El Comercio, afirmó categóricamente que el Ministerio y sus autoridades acudieron a la Fiscalía para presentar la denuncia, que mantiene como base legal la Constitución de la República, que permite garantizar a sus habitantes el derecho a una cultura de paz, la seguridad integral y a vivir en una sociedad democrática y libre de corrupción.

“Yo acudí a la Fiscalía en calidad de denunciante en mayo del 2015, porque es fundamental que la ciudadanía conozca que para nosotros este es uno de los tantos procesos denunciados por la Policía”, reiteró Diego Fuentes, al destacar que “no es novedad para este viejo alardeo y pataleo de la delincuencia y corrupción que hoy por hoy quiere manchar todo este proceso de investigación que inició el Ministerio y sus autoridades”.

A finales de mayo y principios de junio del 2015 se alertó del movimiento irregular, cuya investigación interna determinó que varias personas, como reza la denuncia que es clara en su contenido, supuestos miembros policiales cobraban entre 1.500 y 5 mil dólares americanos, a cambio de pases a unidades policiales y que supuestamente sus fines económicos iban a Alianza País para movilizaciones.

El viceministro Fuentes señaló que a pesar de la existencia de la Comisión de Pases, este grupo delictivo generaba un número importante fuera de esta dependencia, por lo que al revisar el numérico se evidenció altas cifras de pases que se hacían al margen de la política pública.

Señaló que el ministro José Serrano, en un tuit emitido el 3 de julio del 2015, de manera pública informó el inicio de una investigación administrativa por actos de corrupción en los pases de la Policía, por lo que el general Fausto Tamayo, comandante General de Policía de ese entonces, presentó su baja.

Asimismo, la autoridad ministerial refirió que en el Eslabón 98, la operación Estrella Dorada, efectuada el 29 de diciembre del 2015, desarticuló a una organización dedicada al cobro de pases dentro de la Policía Nacional. En este caso hubo 19 implicados y se realizaron tres allanamientos.

Diego Fuentes estimó un margen de entre 3 mil y cinco mil los actos administrativos de movimientos de personal que se efectuaron sin el aval de la Comisión de Pases. Apuntó que la Fiscalía, al momento procesa la información dentro de la estructura de asociación ilícita y dentro de sus procedimientos, si lo considera pertinente, convocará a las personas que se beneficiaron de estos pases para que aporten y den su versión.

El viceministro Diego Fuentes indicó que se enlistó en el Programa Más Buscados a los expolicías, lo que demuestra el interés de que estas personas aporten a la investigación dentro del proceso penal, no desde una mal llamada clandestinidad, en donde omiten decir que son prófugos de la Justicia. «Ellos han deslindado responsabilidades y las han adjudicado a varias personas», dijo.
De igual modo negó rotundamente y enfáticamente que esas actuaciones ilícitas tenían autorización, conocimiento y ningún aval por parte de las autoridades del Ministerio del Interior ni de la Policía.

La autoridad ministerial hizo hincapié en el esfuerzo del Gobierno en transparentar la gestión institucional de la Policía, al emitir una directriz mediante la cual se establece que la mayoría de uniformados trabajen en sus territorios, la misma que se cumple en un aproximado del 60 al 70 % del total del 47 mil uniformados policiales.

Sostuvo que por temas específicamente operativos, no todos los policías están en su lugar de residencia, sin embargo, apuntó que la Comisión de Pases es una instancia que sigue funcionando porque los pases son necesarios dentro de la Policía.

El funcionario indicó además que la Dirección Nacional de Personal abrió una auditoría interna en julio del 2015 para conocer administrativamente cómo se efectuaban estos pases, pero adicionalmente se presentó la denuncia ante la Fiscalía, entidad que lleva la acción penal.

Resaltó que no hay una sola versión que vincule de manera directa a ninguna autoridad. “Todas las versiones son contundentes en determinar a quiénes cobraban, contactaban y quiénes emitían las órdenes. La versión de aproximadamente 22 detenidos especifica cómo operaba la estructura”, anotó Fuentes.

Finalmente, exhortó a los medios de comunicación a transparentar la información con los sustentos documentados y no hacerse eco de declaraciones que no tienen el mínimo sentido de responsabilidad. Redacción R. P. /Quito.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *